Convertir nuestro espacio de trabajo en una oficina saludable

Aunque tratemos de disimular, cuando salimos por la puerta de la oficina nos cambia la cara. El aire fresco y la luz del día son suficientes para despejar nuestras ideas y hacernos sentir mejor. Porque, seamos sinceros, la mayoría de las oficinas españolas responde a unos estándares en los que se prima la cantidad de puestos de trabajo que pueden ubicarse y que todas las necesidades tecnológicas y de herramientas de trabajo estén cubiertas. Seguramente, dispongamos de una máquina de agua. Es posible que también haya algún espacio para poder hacer una comida rápida y seguir trabajando. Pero nos queda un largo camino para convertir nuestro espacio de trabajo en una oficina saludable. Tomen nota, que no es una cuestión baladí.

Sabemos que son muchas las horas que pasamos en la oficina. Cómo las pasamos, el entorno, los espacios, los servicios disponibles…son fundamentales para generar un ambiente laboral más saludable y esto, a su vez, mejora la salud y el bienestar de los trabajadores. Siendo así, la apuesta debería ser clara: trabajar para conseguir un entorno de trabajo más confortable.

La oficina saludable

No nos volvamos locos. No podemos convertir nuestra empresa en un calco de la sede de Google en California. Pero sí podemos mejorar el entorno con pequeños cambios que nos permitirán evolucionar hacia ese concepto de oficina saludable (healthy office). En este sentido, hace unos años surgió la certificación WELL (del organismo internacional independiente WELL BUILDING INSTITUTE) que, precisamente, valora determinados parámetros que hacen que los lugares de trabajo sean espacios saludables, otorgándoles la acreditación correspondiente cuando se cumplen ciertos estándares.

Aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente.

El Estándar WELL está organizado en siete categorías de bienestar denominadas conceptos: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente. Cada concepto se compone de múltiples características y merece un espacio propio en sí (y se lo daremos) pero, para que podamos hacernos una idea, lanzamos algunas propuestas. Podemos mejorar la calidad del AIRE, con sistemas de purificación, por ejemplo. Invertiremos en salud si colocamos más puntos de agua y si lo hacemos, además, en lugares estratégicos. Fomentaremos su consumo, algo que, ya sabemos, es una práctica indispensable para nuestra salud.

¿Por qué no le damos una vuelta a la iluminación y promovemos la luz natural en la medida de lo posible? A veces, con pequeños cambios y la ayuda de los expertos en diseño y mobiliario de oficina podemos conseguir grandes mejoras. La nutrición y el ejercicio son dos conceptos fundamentales en esta carrera por conseguir ser Wellness. Fomentar menús saludables, si disponemos de ellos en nuestras oficinas, supondrá un importante avance que, además, será muy bien acogido por los empleados. Y es tan fácil como consultar con un nutricionista especializado que actualice nuestras recetas y elaboraciones.

Oficina saludable y la alimentación

Lo del ejercicio, requerirá un buen grado de voluntad personal y, seguramente, será uno de los conceptos más complejos de establecer pero, ¿y si organizamos una actividad deportiva de vez en cuando, en la que puedan participar todos los trabajadores? Quizá no cumplamos el objetivo de ejercicio físico recomendado pero, seguro, fomentaremos las relaciones saludables entre compañeros, que no es poco.

Oficina Saludable Ejercício

Y, por último, en lo que a confort se refiere, nada mejor que ponernos en manos expertas que nos asesoren en la creación de espacios diferenciados, con diferentes usos, y con un mobiliario adaptado a cada uno de ellos. Espacios atractivos, diferenciados y confortables convertirán nuestra oficina en un lugar más acogedor.

Somos conscientes, sí, son muchos puntos y conceptos y, es cierto, nos queda un largo camino para conseguir convertir nuestro espacio de trabajo en una oficina saludable pero, ¿por qué no empezar cuanto antes a recorrer ese camino? Razones no nos faltan.

Deja un comentario