El ruido, un problema a resolver

Un elevado nivel de ruido en los entornos laborales supone un riesgo psicosocial con un potencial de molestia elevado. Además de una tendencia involuntaria a que las personas aumentan el volumen de conversación a medida que aumenta el ruido ambiental, lo que se conoce como efecto “Lombard”. Por ello es recomendable un ambiente sonoro aceptable para minimizar errores, distracciones, interferencias en la comunicación o alteraciones psicológicas.

El tratamiento de las superficies lisas en espacios interiores contribuye a mejorar el ambiente sonoro general. La reverberación excesiva en salas donde se concentran personal y se generan ruidos excesivos incrementa la molestia por ruido en estos espacios. Incorporando materiales y superficies absorbentes se reducen los recorridos libres de las ondas sonoras haciendo que decaiga su energía más rápidamente y sean más difícilmente percibidas. El mayor beneficio acústico lo obtendremos eliminando el ruido reverberado.

Panel Acústico Duo Ofival

En entornos de oficina las fuentes principales de ruido pueden ser de diversa naturaleza: desde equipos de trabajo, teléfonos, fotocopiadoras e instalaciones a ruidos intrínsecamente humanos (conversaciones). Sobre el ruido generado por equipos e instalaciones se puede actuar escogiendo otras más silenciosas o modificando su ubicación. En el caso del ruido generado por las personas difícilmente se podrá minimizar, así que se deberá actuar sobre el medio de propagación y el local (reducción del tiempo de reverberación, aumento de absorción acústica). Las últimas tendencias en oficinas se encaminan a espacios abiertos con grandes volúmenes y grandes superficies lisas y acristaladas. Estas características incrementan el tiempo de reverberación de las salas y pueden ser molestas para los ocupantes.

Panel Acústico Duo Ofival

Panel Acústico Duo Ofival

Cuanto mayor sea la inteligibilidad de un sonido y más información aporte, mayor será el grado de interferencia y molestia. Igualmente, cuanto mayor concentración requiera una tarea más molesto será un ruido no deseado; es por tanto en estas situaciones en las que la intervención acústica es más valorada. Un estudio sobre insatisfacción por el ruido de oficinas realizado por “B.Hay” y “M.F.Kemp” establece un parámetro llamado “IRO”, Índice de Ruido en Oficinas, y valora el porcentaje de personas insatisfechas con el ambiente sonoro en función de los niveles y su dispersión. A mayor nivel y mayor variabilidad, la molestia aumenta. En cuanto al tiempo de reverberación la recomendación es que para oficinas no se superen los siguientes valores, en segundos:

Despacho ≤ 1, Oficinas ≤ 1, Zonas comunes ≤ 1,5

Los paneles fabricados con materiales absorbentes contribuyen a reducir de forma sensible los niveles de ruido subyacente y el tiempo de reverberación en el espacio, así como mejorar la inteligibilidad de las conversaciones. Proporcionan absorción adecuada en las frecuencias medias y altas, las más presentes en entornos de oficina y las más molestas, y la comodidad de no tener que realizar obras, cerramientos o coberturas. Mientras que los paneles de melamina tienen una contribución nula a mejorar el ambiente sonoro.

Una buena acústica puede ser determinante para un mayor rendimiento en la productividad en el puesto de trabajo. Aparte de minimizar las fuentes que pueden generar estrés, o enfermedades motivadas por una continua exposición del usuario a entornos con contaminación acústica.

PANELES ACÚSTICOS. MODELO “DUO”.

El nuevo panel DUO facilita la privacidad en su puesto de trabajo, incorporando una mejora acústica y estética. Disponible en varios colores, DUO le permite personalizar su mesa de oficina, de acuerdo a sus necesidades de diseño.

Panel Acústico Duo Ofival

PANELES ACÚSTICOS. MODELO “SLIM”.

Panel SLIM fabricado con tejido acústico, que proporciona un notable rendimiento fonoabsorbente. Su diseño, de sellado exclusivo, permite un remate sin costuras y le convierte en una solución versátil muy competitiva.

Su tejido sintético anti-ácaros garantiza su higiene. Disponible en una atractiva paleta de colores, también puede ser personalizado en cualquier color como pedido especial.

Panel Acústico Slim Ofival

MENOS DE 50 DECIBELIOS.

El nivel de sonido habitual en una oficina abierta, se sitúa en 60-65 decibelios, un nivel superior al aconsejado por la asociación alemana de ingenieros, que sitúa en 50 decibelios el nivel máximo para el desarrollo de trabajo intelectual, la resolución de problemas y la comunicación eficaz.

Panel Acústico Duo Ofival

EL EXCESO DE RUIDO PERJUDICA A CUERPO Y MENTE *

El ruido nos desconcentra fácilmente y nos incomoda, produciendo el aumento de la presión sanguínea y la liberación de las hormonas del stress.
Fuente: Thesoundagency

Estudio para la determinación de los valores de absorción acústica de los paneles DUO y SLIM de acuerdo a la norma ISO 354 en una sala vacía con la incorporación de los paneles.

La gama de paneles acústicos DUO y SLIM contribuye a reducir de forma sensible los niveles de ruido subyacente y el tiempo de reverberación en el espacio, mejorando la inteligibilidad en las conversaciones.