Facebook te desconecta del trabajo

¿Te resulta difícil concentrarte en la tarea en cuestión y pierdes con facilidad el enfoque?. Estos son los consejos inteligentes sobre cómo tomar el control sobre su vida diaria!.

¿Con qué frecuencia te sientas delante del ordenador para terminar una tarea importante, y después de unos segundos, hay algo más que llama tu atención?. Te llega un mensaje a Facebook, compruebas las actualizaciones de amigos y de repente te encuentras sentado ahí maravillado por el hecho de que está lloviendo en Roma o que un sobrino ha aprendido a hablar. No es que sea muy productivo esto, pero es una reacción muy humana. El problema viene cuando cada una de esas interrupciones, te quitará entre 10 y 15 minutos para concentrarse de nuevo en la tarea que necesitas realizar. Entonces, ¿Qué podemos hacer?.

Hay una serie de consejos básicos: Una forma muy eficaz consiste en analizar cómo aprovechamos nuestro tiempo. Leer en Facebook que un pariente cercano ha aprendido a hablar es importante en sí mismo, pero cuando lo haces por tercera vez en el espacio de 30 minutos, habría que medir el tiempo invertido en esto. De esta manera, podemos calcular la cantidad de tiempo que estas perdiendo todos los días.

Otro paso inteligente es comenzar cada día haciendo una lista de tareas que debes hacer. Puede sonar a tópico, pero es una forma sencilla de mantenernos concentrados. Cuando recibimos una llamada personal, no significa que cuando colguemos hay que comprobar el tiempo que va hacer mañana en el móvil.

Por último, y con la mejor de las intenciones: Si piensas constantemente que las actualizaciones de tus amigos en Facebook son más importantes que tu trabajo, entonces seguramente tengas un problema de motivación y deberías pensar en hacer algo al respecto.