La oficina flexible

Un nuevo concepto se ha implantado en Europa en los últimos años, se trata de Nework o la oficina flexible. Las empresas deben ser conscientes de que esta nueva forma de trabajar más flexible, lleva intrínseca una adaptación de los espacios de trabajo, pero ¿cómo ponerlo en marcha?.

La principal buena razón para proponer una oficina flexible, es el ahorro de gastos y de optimización del uso del espacio. Lo primero que se debe hacer es sencillo:

Observar. Mida la ocupación del espacio. En la mayoría de los casos nos vamos a encontrar con que la ocupación del espacio está en torno al 50%.

El método es sencillo: hay que pasear por la oficina un par de veces al día – en horas de trabajo “normales” – y contar el número de puestos de trabajo ocupados, activos (en uso pero la persona no se encuentra en ese momento) y vacíos. El resultado es, en la mayoría de los casos, sorprendente.

Hoy en día tenemos la suerte de contar con numerosos ejemplos de implementación de oficinas flexibles.

La oficina tradicional responde no solamente a una estructura jerárquica, también es el reflejo de la era industrial: muchos cubículos alineados como en una línea de ensamblaje, y el jefe o dueño de la fábrica siempre vigilando… pero ahora, que ensamblamos ideas en lugar de aparatos, nos hemos olvidado que el espacio de trabajo también debe evolucionar.

oficina flexible ofival valencia

La tecnología, que antes nos “ataba” al puesto de trabajo (teléfonos fijos, PC’s de sobremesa, enormes monitores, etc.) ahora nos libera del mismo, ya que podemos tener acceso a nuestro trabajo desde cualquier lugar.

El trabajador de nuestro tiempo, el knowledge worker, realiza variadas tareas, en forma individual o colaborando con otros, de manera presencial o virtual, y para ello requerirá de diferentes tipologías de espacio que se adapten a sus múltiples actividades. Se trata entonces de transformar nuestras oficinas para adaptarse a la realidad del trabajo.

oficina flexible ofival valenciaoficina flexible ofival valencia

En lugar de confinar el talento en un cubículo hay que darle al trabajador un “menú” de opciones que le permita escoger entre un puesto operativo, una sala de reuniones, una zona informal, un despacho para concentrarse

Fuente:
FranciscoVázquez Medem. Presidente de 3g office.
Jose Luis Sanchez Concha.

www. perdidosenelespaciodetrabajo.com