La Postura Saludable

Cuando se permanece en una postura incorrecta durante mucho tiempo, algo muy frecuente en la oficina, la columna vertebral pierde su alineación natural, y la mala postura causa movimientos nerviosos, fatiga, tensión muscular en los hombros y el cuello, dolor de espalda y de cabeza.
La higiene postural y la ergonomía son eficaces para prevenir los dolores de espalda, ya que su finalidad es reducir la carga que soporta la espalda durante las actividades diarias. Para adoptar una postura saludable:

  1. Es necesario sustituir la postura estática por la de estar sentado en movimiento activo. Para ello, el respaldo debe permitir cierta flexibilidad, moviéndose en pequeños ángulos sobre una posición fija.
  2. Es importante no permanecer sentado en la misma postura durante mucho tiempo seguido. Es necesario cambiar de postura frecuentemente. Se deben evitar giros parciales. Lo correcto es girar todo el cuerpo a la vez. También es conveniente levantarse y andar cada 45 minutos.

Cerca del 50% de las personas que trabajan en una oficina adoptan posturas dolorosas o que provocan fatiga.
Permanecer ocho horas diarias sentado frente a una mesa de oficina puede suponer un perjuicio para la salud, ya que son muchos los problemas que surgen a causa del excesivo sedentarismo y las malas posturas. Cerca del 50% de las personas que desarrollan su actividad laboral en una oficina declara trabajar en posturas dolorosas o que provocan fatiga. Uno de cada cinco españoles sufre dolor crónico de espalda y un alto porcentaje de la población, el 80%, lo padece de forma esporádica, lo que convierte a esta dolencia en uno de los principales problemas médicos de nuestro país.

El origen de las malas posturas se encuentra, básicamente, en la forma de sentarse frente al ordenador, la mala posición del cuello y la cabeza, así como de los brazos y muñecas mientras se teclea. Estos factores provocan que nuestro cuerpo este realizando un esfuerzo durante ocho horas que conlleva la contracción de los músculos y la consecuente sobrecarga de las lumbares. Así, las zona más castigadas por este tipo de problema son cuello, hombros, ojos, zona lumbar, zona dorsal y cabeza.

En más de un 60% de los casos, estos problemas se deben al diseño incorrecto o las malas condiciones del mobiliario de trabajo. De ahí la importancia de la correcta elección de las mesas de oficina, sillas de oficina y sistemas de archivo con los que equipamos las oficinas.
Además, también es muy importante que cada persona adopte la postura correcta a la hora de sentarse, adaptando a sus dimensiones y actividad aquellos elementos que incorporen posibilidades de regulación.