Mi silla de oficina Every

Hola soy Miriam y hoy os hablaré de la silla de oficina con la que trabajo. Espero ser lo más objetiva posible y sobre todo útil para los que estáis pensando en comprar una silla de oficina.

Esta Silla Every en particular tiene los brazos ajustables en altura, soporte lumbar, regulación de profundidad del asiento, limitador de inclinación y el respaldo transpirable. Los únicos extras que no lleva mi silla de oficina Every, es tanto el ajuste de inclinación del asiento como tener prestaciones de la tapicería que retarda inherentemente la propagación de la llama. Al no estar permitido fumar, no creo que esta última opción sea demasiado importante. Por otro lado, las fallas ya han terminado y no creo que tengamos algún compañero con inflamable en la oficina.

Por lo general, suelo ajustar primero la altura de la silla, bajando la silla todo lo que permite y busco la altura adecuada para la altura de mesa que tengo. Mi mesa es de 74 cm. Según normativa, la mayoría de mesas de oficina tienen una altura que oscila entre 72 – 75 cm de altura. Una vez tengo mi silla a la altura que quiero, (recomendable que las piernas formen un ángulo aproximado entre 90º y 110º) ajusto la profundidad del asiento. Se dice que “los muslos deben estar apoyados cómodamente y que la parte frontal del asiento, no debe presionar la parte posterior de las piernas”. Este paso es importante para tener una buena circulación sanguínea en las piernas durante la jornada laboral y evitar así mayor agotamiento.

Lo siguiente, es la regulación de la tensión y la inclinación del respaldo. En función de nuestro peso y la fuerza que mi cuerpo ejerza, el ajuste será más fácil. Personalmente prefiero que ejerza mayor resistencia que menos o lo que es lo mismo, que el movimiento del respaldo esté más fuerte que menos para que vuelva a la posición suavemente cuando me reclino. Si practicamos mucho este ejercicio, hasta podrías evitar tener que ir luego al gimnasio.

Silla de oficina Every

En la silla de oficina Every, el limitador de inclinación de respaldo tiene 3 posiciones: Con total inclinación, poca inclinación y sin inclinación. Personalmente en una silla de oficina, me gusta utilizar toda la inclinación que me pueda ofrecer la silla. Un poco como si estuviera en una mecedora. Esta opción, permite reclinarme cuando estoy hablando por teléfono favoreciendo la circulación sanguínea. Algo que recomiendan para cansarnos menos durante la jornada en la oficina.

Recordemos que no tengo inclinación del ángulo del asiento, pero si lo hiciera, no estoy segura si la usaría. Este tipo de inclinación, permite que la base del asiento se incline hacia adelante unos 4 grados. Como no incluye este opcional, tengo la posición de mi silla es horizontal. Realmente tampoco tengo muy claro esta función. Al parecer, por lo que tengo oído, ayuda a las mujeres a subir la pelvis ayudando a mejorar la posición de la columna. Hago una rápida búsqueda en Google y descubro que “La posición hacia delante del asiento o inclinación, se utiliza cuando tenemos la silla de oficina algo más alta”. Esta posición, resta tensión a la curva de la cintura, rodillas y tobillos. Interesante… una característica muy recomendable para personas altas. Puesto que mido 1.64 de altura, no voy a necesitar esta función después de todo.

Silla de oficina Every reposabrazos

¿Ajustar los brazos parece fácil?, pues en esta ocasión, no podría ser más fácil. La altura de los brazos es pan comido, basta con apretar las lengüetas a cada lado y el brazo sube y baja de lo más cómodo. Los brazos me gusta tenerlos bastante altos; debo tener brazos cortos…

Finalmente, me regulo la altura del soporte lumbar. Una pieza que apoya sobre el respaldo y que refuerza la espalda donde el apoyo es más necesario. Para que nos hagamos una idea, el apoyo lumbar está diseñado para la parte baja de la espalda cuando se está reclinado. El apoyo lumbar de la silla de oficina Every tiene regulación en altura. Lo suelo llevar hasta la parte baja de mi espalda para luego regular hasta sentir el apoyo adecuado.

Como conclusión, os diré que la sensación de confort que me ofrece la silla de oficina Every es muy buena y estoy encantada de tenerla. ¡¡¡Y ahora, a reclinarse!!!.

Deja un comentario