Nos concentramos en la mesa de oficina

¿Eres de los que piensa que el ritmo en el trabajo es demasiado intenso? No eres el único. Hemos echado un vistazo a un estudio publicado en la revista estadounidense Forbes. El estudio llega a la conclusión que tres cuartas partes de los trabajadores en la oficina les gustaría un lugar privado para retirarse de vez en cuando para poder concentrarse.

Se espera de nosotros total disponibilidad y el fenómeno multitarea se ha convertido en algo habitual. Mientras hablamos por teléfono, también revisamos un informe en la pantalla y a la vez le estamos pidiendo a un colega que nos traiga un café. Este tipo de malabarismos, al final nos lleva a no conseguir nuestros objetivos.

Por otro lado, se ha comprobado trabajar desde casa qué tampoco es la solución – al menos no a largo plazo. Las reuniones espontáneas alrededor de la máquina de café también son importantes. Las dinámicas de grupo que se crean estando físicamente en la oficina, difícilmente pueden igualar la mejor solución tecnológica. Sin embargo, lo que nos dice la encuesta de Forbes, es la necesidad de zonas privadas en el trabajo para poder concentrarnos. El 55% de los encuestados en el informe, rara vez podían completar una tarea sin ser interrumpidos. ¿Os suena de algo?.

Otra de las cosas que nos suele distraer, es que estén mirando tu pantalla para ver lo que escribes. Quien lo hace, seguramente no se da cuenta que nos esta desconcentrando. ¿Y qué hacemos los colegas que les encanta contar sus aventuras del fin de semana cuando nosotros estamos intentando concentrarnos?.

La respuesta esta en buscar una solución que no solo tenga en cuenta el entorno físico y digital, sino también el de la organización.

Un buen diseño y planificación del espacio de trabajo, teniendo en cuenta el hecho de que durante la jornada laboral atravesamos diferentes fases en cuestiones de concentración, ayudará enormemente a evitar todas estas molestias. Unas veces tenemos la necesidad de trabajar solos, otras de sentarnos junto a nuestros colegas y relajarnos porque estamos realizando una tarea rutinaria…etc. En definitiva se trata de realizar una auditoria para identifica las distintas fases para poder dar solución a estas.